Capítulo 1: ¡Novedades a la vista!

Los dos náufragos de Mensaje en la Botella, Juanjo y Alberto, siguen con rumbo fijo desde que sus botes a la deriva se encontraron en el revuelto mar de la comunicación y decidieron navegar juntos. Esta aventura ha ido tomando cuerpo poco a poco y en breve habrá novedades que ayudarán a seguir lanzando botellas al mar y a que éstas lleguen a buen puerto. Yo, como testigo directo de todo lo que acontece en esta isla, os lo iré narrando. Pero primero os contaré cómo han llegado hasta aquí. Las imágenes adjuntas son del momento en el que el vaivén de las olas les hizo coincidir.

1

Capítulo 2: Una travesía complicada

Una vez que se encontraron a mar abierto, los náufragos pensaron que debían poner los pies en el suelo, pero para eso necesitaban llegar a una isla. Empezó así una larga travesía no exenta de inconvenientes. Como en ‘La vida de Pi’, en el bote se coló algún que otro tigre de cuyas fauces hubo que escapar. ¿Cómo? pues teniendo más hambre que él. Un hambre por hacer las cosas bien que les permitió comerse todo lo que se les ponía por delante, incluyendo algún que otro marrón.

2

Capítulo 3: De otro planeta

Algo más sobre la historia de Mensaje en la Botella. Juanjo y Alberto avistaron en el horizonte una isla adecuada desde la que lanzar sus botellas al mar. La isla en la que yo me encontraba. Pero no fue fácil llegar, pues antes hubo que salvar algunos obstáculos: papeleos y más papeleos, trámites inútiles, pérdidas de tiempo, un pago detrás de otro… Lo de echar a andar un proyecto en este país es algo como de otro planeta. Se nota que todos esos a los que se les llena la boca diciendo aquello de «apoyo a los emprendedores» no han emprendido en su vida. Menos mal que estos dos náufragos, curtidos en mil batallas, estaban preparados para hacer frente a todo lo que se les ponía por delante.

3

Capítulo 4: ¡Por fin en tierra firme!

Continuando con la historia sobre el origen de Mensaje en la Botella, nuestros dos náufragos por fin encontraron una isla que se adaptaba perfectamente a lo que buscaban para comenzar a lanzar botellas al mar de la comunicación. Una isla pequeña pero acogedora, soleada y con unas estupendas vistas, en la que sólo había unas cuantas plantas, un mono y yo, la Palmera que les da sombra cuando lo necesitan. Fue un día muy importante para ellos y para mí. Ya sólo quedaba ponerse manos a la obra al objeto de equipar este lugar con todo lo necesario para funcionar.

4

Capítulo 5: ¡A equiparse!

Una vez encontrada la isla idónea, y para continuar con la historia que os vengo contando, Juanjo y Alberto hicieron acopio de todo lo necesario para comenzar su andadura en estos mares de la comunicación. Andadura conjunta, claro, porque cada uno por su lado arrastra una amplia experiencia en el ámbito de los medios, la información, internet y las redes sociales. Y yo, pues tan contenta, porque esta isla necesitaba un aire nuevo.

5

Capítulo 6: Solo no puedes; con amigos, sí

La historia que os vengo contando se va acercando al final. Lógicamente, nuestros dos náufragos no estuvieron solos en este inicio de travesía y contaron con la colaboración de muchos amigos y familiares que creyeron en ellos, en su proyecto, y no dudaron en darles ánimo y echar una mano cuando fue preciso. También llegaron las primeras empresas, eventos, firmas y entidades que entendieron que debían dejar sus tareas de comunicación en manos de profesionales para dar la mejor imagen al exterior y lograr que sus botellas con mensajes llegaran a los lugares adecuados. A todos ellos, gracias, pues han conseguido que esta isla esté hoy a pleno rendimiento.

6

Capítulo 7: ¡Bienvenidos a nuestra isla: nuestra web!

Llegamos al final de la historia. Un final que en realidad es un principio. Os presentamos nuestra isla particular en mitad de los mares de la comunicación, nuestra web, desde la que que podréis saber todo lo que buscan, hacen y ofrecen nuestros dos náufragos, Juanjo Ballesteros y Alberto Román, que están a vuestra disposición para cualquier cosa que necesitéis. Por cierto, la web es obra de Jesús Mendoza (Estudio Creativo), quien ha hecho un magnífico trabajo y ha sabido reflejar y hacer realidad todo lo que había en la mente de estos dos locos.

7

Por La palmera de la isla Fecha octubre 29, 2014 Etiquetas Categoría Uncategorized No hay comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

¡Atención! Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies