guadalupeplata

Como los del anuncio de El Almendro, los dos náufragos de Mensaje en la Botella, Juanjo Ballesteros y Alberto Román, han vuelto a casa por Navidad y me han vuelto a dejar plantada en esta isla. Entiendo que quieran estar con sus familias. Pero lo que me toca ‘los cocos’ es que hayan ido a ver a Guadalupe Plata y no se hayan dignado a llevarme, aunque sea en un tiesto. Yo no les habría causado molestia alguna, pues podía haber pasado la noche junto a unos parientes que se han mudado en los últimos días a la avenida de la Constitución (concretamente a la acera).

Pero es que, además, estos dos canallas me han mandado esta foto para darme envidia, sabiendo lo que a mi me gusta este grupo. Muero por Perico, Carlos y Paco Luis, y me vuelvo loca con sus canciones, que me hacen estremecer desde la copa a las raíces. En fin… otra vez será. Espero que, al menos, a la vuelta, me traigan unas bolas de coco, que me encantan. O, como mínimo, una hojaldrina.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

¡Atención! Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR